¿Como podemos transformar el conflicto en casa, en el trabajo, en nuestra comunidad y en el mundo?
Del Proyecto Global de la Negociación en la Universidad de HarvardEnvíe esta página a un amigoPágina para la impresora
PRINCIPAL RECURSOS SOBRE NOSOTROS FAQS COMENTARIOS










Acciones diarias de El Tercer Lado

1. Cambie la historia El principal obstáculo para prevenir el conflicto destructivo está en nuestras mentes, en los pensamientos faalistas que desincentivan a las personas incluso a tratar. La historia de que los seres humanos siempre han hecho la guerra y que siempre la harán se ha difundido, sin encontrar oposición, de persona a persona y de padre a hijo. Es momento, en nuestras conversaciones diarias, de cuestionar y refutar esta historia así como sus asunciones acerca de la naturaleza humana. Es tiempo de dar a nuestros hijos, y a nosotros mismos, una visión más certera y positiva de nuestro pasado y de nuestro futuro. La acción surge del deseo realista.

2. Aprenda algunas habilidades. "¿Por qué te sientes así?" dijo el estudiante recientemente entrenado en solución de conflictos al muchacho que apuntaba un arma hacia su cabeza durante un juego de baloncesto, "¿no entiendes que si algo me pasa tu vas a obtener vida?". El muchacho hizo el arma a un lado.

Cada uno de nosotros puede beneficiarse del mejoramiento de nuestras habilidades conjuntas de solución de problemas y resolución de conflictos. Existen muchas maneras: tomar una clase, leer un libro u obtener entrenamiento de un amigo o colega. La clave está en la práctica, cuánto más práctica, es mejor. Como en los deportes, sin importar cuantas habilidades usted ya tenga, siempre hay lugar para la mejora.

3. Empiece cerca de casa. "Tienes que recordar todos los pasos" refiere Ian Morton, mediador del tercer grado, "pero cuando todo ha terminado, te sientes muy feliz de haber ayudado un amigo". No necesitamos mirar muy lejos para enocntrar un lugar donde practicar nuestras habilidades del Tercer Lado. Las ocasiones abundan en nuestra familia, en la escuela, en el trabajo y en el vecindario. Puede consistir en escuchar a las partes, o puede ser el facilitar el diálogo entre aquellos que no se entienden. Puede consistir en el uso de la presión de los pares para urgir una solución constructiva. Cada uno de nosotros tiene un rol que cumplir.

4. Medie sus propias disputas. "Este niño vino hacia mí y empezó a empujarme", recuerda Alexandra Ritch, estudiante del quinto grado, "y le dije: "no me empujes". El dijo "¿Qué vas a hacer? ¿Golpearme?" y entonces yo le dije: "yo nunca te haría daño, soy una mediadora , y golpear a otros no es correcto". El empezó a escucharme... y luego me dijo que lo sentía. Después subimos al bus, y me sentí mejor porque me estaba convirtiendo en una persona más grande."

Incluso más cerca están nuestras propias disputas, las cuales por lo general son las que plantean más retos. Puede que no sea fácil ganar perspectiva, aunque si lo hacemos, cada uno de los diez roles del tercero está a nuestra disposición. Podemos intentar construir puentes, sanar heridas, y resolver nuestras diferencias por nosotros mismos. En ausencia de un mediador podemos mediar nuestra propia disputa. Si nuestros esfuerzos son inefectivos, podemos buscar activamente la ayuda de otros, movilizando el Tercer Lado a nuestro alrededor.

5. Haga lo que usted hace mejor. Cuando mire alrededor y se pregunte como puede contribuir en la comunidad, no necesita empezar de la nada. En vez, empiece con aquello que usted ya hace y agréguele una extra dimensión de el Tercer Lado. Los padres pueden ayudar a sus hijos a aprender como manejar constructivamente los conflictos. Un maestro puede introducir el tema de solución de conflictos en la materia que enseña, sea ésta historia, ciencias sociales o idiomas. Un abogado puede facilitar la solución creativa de conflictos practicando la "abogacía colaborativa" o la mediación. Un periodista puede poner a la luz un conflicto emergente. Un policía puede mediar disputas domésticas, informalmente. Algunos de nosotros pueden tener talentos especiales como maestros, otros como "mediadores, mientras que otros como guardianes de la paz. La clave es identificar su competencia distintiva e incorporarla en su actividad diaria.

6. Ofrezca sus servicios. "En más de doscientos casos que he mediado, sólo recuerdo que dos se atascaron" dice Gail Robertson, mediador comunitario de 74 años, cuando habla sobre su experiencia en los últimos diez años. "Si ellos están dispuestos a escuchar, hablar y seguir el proceso, funciona".

Como Gail Robertson, cualquiera de nosotros puede ofrecer su tiempo y habilidad. Muchas comunidades tienen centros de justicia vecinales que dependen de mediadores voluntarios y staff. Las escuelas tienen programas de mediación conducido por pares. Usted puede hacer voluntariado desempeñandose como jurado, como oficial de paz del vecindario o como mentor o entrenador deportivo de niños en necesidad. Puede también enseñar a otros integrantes de la comunidad la solución conjunta de problemas y de conflictos. Además, existen oportunidades de voluntariado como observador electoral o trabajador humanitario en sociedades en conflicto. Todos estos roles ayudan a construir un vigoroso Tercer Lado.

7. Ocupe un rol desatendido. El comité de planeamiento estratégico de la empresa fue paralizado. Aunque los gerentes estuvieron en desacuerdo con el gerente de administración, ninguno de ellos quiso confrontarlo directamente pero tampoco quisieron implementar su propuesta. Finalmente, Olivia Lane habló exasperada, señalando cómo ellos habían estado evadiendo los temas reales. En su calidad de gerente de entrenamiento ejecutivo y de desarrollo, ella no era formalmente un miembro del comité, pero de manera informal había dedicado bastante de su tiempo a escuchar a cada uno de los participantes. Una vez que ella puso esos temas sobre la mesa, los miembros del comité comenzaron a discutirlos sinceramente. Para las siguientes sesiones, el comité nombró a Lane el facilitador oficial. Ese fue el primer primer plan estratégico implementado en la empresa.

Así como Olivia Lane puso en evidencia los intereses en conflicto y actuó como un mediador informal, cada uno de nosotros puede identificar las causas de escalada a nuestro alrededor y luego desempeñar  o encontrar alguien que desempeñe  los roles apropiados que los traten. De esta manera, paso a paso podemos construir un sistema comprensivo para transformar el conflicto.

8. Cree una alianza ganadora. "El trato al que llegamos con la policía fue, "saquen a este de las calles que nosotros podemos tratarlo en el ministerio de la prisión", explicó el reverendo Jeffrey Brown. La policía a su vez depende de los pastores para trabajar con los más ganables muchachos. "Ahora mismo" dijo el Reverendo Eugene Rivers "cualquier policía en Dorchester puede dejar un muchacho en Baker House (un centro recreativo vecinal administrado por Rivers) y decir, "mira, voy a romper este cráneo, tómalo". Así, hemos quitado la presión a la policía para actuar como malos. Los pastores y la policía han creado una alianza ganadora contra la violencia juvenil.

No caiga en la trampa de pensar que necesita hacer todo por usted mismo. Pida ayuda. Aprenda de los bosquimanos y hable a todos los amigos y familiares de los disputantes. Continue fortaleciendo el Tercer Lado hasta que éste resulte más poderoso que cualquier agresor.

9. Urja a su organización a tomar el Tercer Lado. Todos pertenecemos a organizaciones (negocios, asociaciones profesionales, sindicatos, clubes, grupos de afinidad cultural o partidos políticos) que pueden robustecer los esfuerzos de el Tercer Lado. Podemos apalancar nuestra membresía, convirtiendo nuestras organizaciones en terceros. En los temas que dividen a la comunidad, nuestras organizaciones pueden promover la discusión constructiva. Ellas pueden servir como constructores de puentes, ofreciendo foros para el diálogo, o como equilibradores, proveyendo a las partes débiles con información y ayuda.

10. Apoye al Tercer Lado en la comunidad. "En tanto nosotros los ciudadanos permitamos que las campañas políticas negativas sean efectivas, ellas continuarán" dice Becky Cain de la Liga de Mujeres Electoras. "Nosotros somos los únicos con el poder de pararlo". Incluso donde usted no es capaz de asumir un rol directo en los conflictos que nos rodean, usted aún puede prestar su voz al Tercer Lado. Puede hablar alto y dirigir su voto contra el conflicto destructivo y contra la violencia. Incluso cuando una sola persona adopta una posición firme, el efecto en cadena puede resultar en un cambio sorprendente.

11. Ayude a construir instituciones del Tercer Lado Los programas e instituciones son la columna vertebral del Tercer Lado. Cada uno de nosotros puede enseñar la solución de conflictos y tolerancia a niños de todas las edades como parte del curriculum escolar. Podemos promover el establecimiento de centros de mediación comunitaria. En el mundo, podemos apoyar el desarrollo de servicios de mediación internacional, el fortalecimiento del Tribunal Penal Internacional y la creación de unidades permanentes de mantenimiento de la paz que puedan actuar rápidamente para prevenir el genocidio y la guerra.

12. Ayude a crear un movimiento social. Para algunos, el formar parte de el Tercer Lado puede significar nada adicional a poner una nueva etiqueta sobre lo que ellos han venido haciendo todo el tiempo. Para otros, puede significar el estar comprometidos en nuevas actividades. Para todos, puede significar una nueva conciencia de sí mismos como parte de la comunidad humana comprometida con el proyecto histórico de aprender a vivir y trabajar juntos. Así como el movimiento ambientalista aborda la relación entre los seres humanos y la naturaleza, el movimiento de la coexistencia trataría la relación de los seres humanos entre sí. En coalición con otros grandes movimientos sociales como el de Derechos Humanos, derechos de la mujer, y democracia, este movimiento podría ayudar a la toma de conciencia y movilizar un vigoroso Tercer Lado.

Tal movimiento necesita un nuevo léxico. Imagine un prefijo como "co" empezando a ser agregado a los nombres en la forma en la que "eco" los es para los términos ambientales. "Co-democracia" significaría la práctica de democracia a través de la construcción de consensos y de colaboración en vez que a través del combate destructivo. "Co-historia" significaría la historia de cómo los humanos han llegado a entenderse. "Co-cultura" significaría una cultura de solución de conflictos y cooperación.

* * *

Sabemos que el Tercer Lado puede funcionar porque ya lo hace. En palabras de Kenneth Boulding: "lo que existe es posible". La tarea que queda es tomar las historias exitosas y hacer que sean la norma. Aun quedan muchos obstáculos, pero ninguno es insuperable. No existe, en efecto, una buena razón para que no podamos alcanzar la paz.